Celebramos el día mundial de las misiones en el colegio de una manera muy especial.

Como cada año, en nuestro colegio contamos, por estas fechas, con la inestimable colaboración de personas muy especiales que dedican su día a día a la ayuda del prójimo.

En esta ocasión nos enorgullece decir que hemos contado con el testimonio de las Hermanas del Cordero, de la congregación dominica. 

Su misión: dedicarse a los pobres. Toda una lección de vida que nos recuerda el papel tan importante que estos héroes anónimos llevan a cabo.

Desde el colegio queremos agradecer su presencia. Su recuerdo perdurará siempre en la historia del Centro.